El norte de Irlanda: destinos que debes conocer

por | Europa

¡Hola familia viajera! En este blog os invito a sumergiros conmigo en un viaje fascinante al corazón del Norte de Irlanda. Desde la majestuosidad de antiguos castillos hasta la impresionante costa recortada, os guiaré a través de mi recorrido para que no os perdáis los lugares imprescindibles que se esconden en esta increíble región. ¡Vamos juntos a explorar los secretos mejor guardados del Norte de Irlanda!

Empezamos con un poco de historia y contexto: El Norte de Irlanda es una región que forma parte del Reino Unido, situada en la isla de Irlanda. Su historia está marcada por una complejidad única, tejida con hilos de tradición, conflictos y transformaciones.

La historia del Norte de Irlanda se remonta a tiempos antiguos, donde las tribus celtas dejaron su huella. Durante siglos, la isla experimentó la influencia de vikingos, normandos y británicos. El siglo XVII marcó un punto crucial con la colonización inglesa, llevando a la plantación de colonos británicos en tierras irlandesas. Este proceso generó tensiones religiosas y culturales, con la población protestante mayoritaria en el norte y la católica en el sur.

El conflicto más contemporáneo, conocido como «Los Problemas» (The Troubles), se desató a finales de la década de 1960. Fue un período de violencia y tensiones sectarias entre las comunidades católica y protestante, con reclamos políticos y sociales en juego. En 1998, el Acuerdo de Viernes Santo marcó un hito importante al poner fin al conflicto armado y establecer un marco para la devolución del poder en manos de una Asamblea de Irlanda del Norte. Este acuerdo sentó las bases para una paz duradera y una cooperación entre las comunidades.

Hoy en día, Irlanda del Norte es una tierra en constante transformación. Aunque el pasado ha dejado cicatrices, la resiliencia y el deseo de paz han allanado el camino hacia un futuro en el que la diversidad cultural y la coexistencia pacífica definen la identidad de esta región.

¿Cuál es la diferencia entre Irlanda del Norte e Irlanda del Sur?

La diferencia principal entre Irlanda del Norte e Irlanda del Sur radica en su afiliación política y su estatus administrativo.

Irlanda del Norte:

  • Afiliación política: Irlanda del Norte es una parte del Reino Unido. Su gobierno y sistema legal están integrados en el marco del Reino Unido, por lo tanto se usa la libra esterlina. 
  • Religión: Hay una población mayoritariamente protestante en Irlanda del Norte, aunque también existe una significativa comunidad católica.

Irlanda del Sur (República de Irlanda):

  • Afiliación política: La República de Irlanda es un país independiente y soberano. Se declaró independiente del Reino Unido en 1922 y no es parte de este.
  • Religión: La población de la República de Irlanda es mayoritariamente católica.
  • Historia Reciente: Después de la independencia, Irlanda se convirtió en una república y ha experimentado un desarrollo político y económico independiente. De hecho, en este país usan el Euro.

Es importante destacar que, aunque comparten una historia y cultura comunes, la división política y religiosa entre Irlanda del Norte e Irlanda del Sur ha influido en sus trayectorias distintas. Sin embargo, ambos lugares son conocidos por su belleza natural, rica herencia cultural y hospitalidad.

¿Cuándo es mejor viajar a Irlanda del Norte? 

La mejor época para visitar Irlanda del Norte depende de tus preferencias personales y de las actividades que desees realizar. Nosotros preferimos ir en la temporada de primavera-verano ya que las temperaturas son más favorables y los paisajes están más vivos que en invierno. Aquí tienes información sobre las distintas estaciones del año para ayudarte a tomar una decisión:

  • Primavera (marzo a mayo): La primavera es una temporada encantadora, ya que los paisajes se vuelven verdes y florecientes. Las temperaturas suelen ser moderadas, y hay menos multitudes turísticas en comparación con el verano. Es un buen momento para explorar jardines, disfrutar de la naturaleza y participar en actividades al aire libre.
  • Verano (junio a agosto): El verano es la temporada alta en Irlanda del Norte. Las temperaturas son más cálidas, y los días son más largos, lo que brinda más tiempo para explorar. Sin embargo, este también es el periodo más concurrido, especialmente en lugares turísticos populares. Es aconsejable reservar alojamiento con anticipación.
  • Otoño (septiembre a noviembre): El otoño trae consigo colores vibrantes a medida que las hojas cambian. Las temperaturas pueden seguir siendo suaves, y las multitudes turísticas tienden a disminuir después del verano. Es un buen momento para disfrutar de la belleza escénica y explorar la costa.
  • Invierno (diciembre a febrero): Los inviernos en Irlanda del Norte son suaves, pero también pueden ser húmedos y frescos. Las multitudes son menores en comparación con el verano, lo que puede ser beneficioso si prefieres destinos más tranquilos. La temporada navideña trae su propia magia con decoraciones festivas y eventos especiales.

¿Cómo viajar por allí? 

Nosotros volamos desde Londres a Belfast, capital de Irlanda del Norte. Desde allí optamos por alquilar un coche, ya que la región ofrece paisajes maravillosos, sobre todo por la costa. Además, el precio del alquiler de coche no es muy caro y para movernos nos resultaba más cómodo. Sin embargo, aquí os dejamos otras opciones:

Coche de Alquiler:

  • Ventajas: La libertad de moverte a tu propio ritmo, explorar áreas remotas y acceder a lugares no cubiertos por transporte público. Y poder pararte donde quieras a admirar el paisaje o echar algunas fotos. 
  • Consejos: Conduce por la famosa Causeway Coastal Route para disfrutar de impresionantes vistas y visita lugares como la Calzada del Gigante.

Autobuses y Trenes:

  • Ventajas: Existen servicios de autobuses y trenes que conectan ciudades y pueblos, ofreciendo una forma cómoda de viajar.
  • Consejos: El tren de Belfast a Derry/Londonderry, conocido como «Línea de la Costa de Derry», ofrece panorámicas espectaculares.

Recorridos Organizados:

  • Ventajas: Unirse a recorridos organizados puede facilitar la exploración, especialmente si prefieres no conducir.
  • Consejos: Busca tours que destaquen los puntos históricos, como los murales de Belfast o los castillos antiguos.

Ferries y Barcos:

  • Ventajas: Explora las islas circundantes, como Rathlin Island, a través de servicios de ferry. Además, si quieres explorar las islas de allí, es la única manera de llegar. 
  • Consejos: Planifica tu tiempo para aprovechar las conexiones de ferry y explorar lugares fuera del continente.

Mi recorrido por Irlanda del Norte durante 5 días: 

En este blog os voy a enseñar lo que hicimos día a día, como nos movimos por allí y donde dormimos. 

  1. Belfast 

Belfast es la capital y la ciudad más grande de Irlanda del Norte, que forma parte del Reino Unido. Esta ciudad vibrante, situada a orillas del río Lagan, ha experimentado una transformación significativa en las últimas décadas, pasando de ser una ciudad industrial a convertirse en un destino turístico y cultural. Nosotros solo pudimos disfrutarla durante un día, aunque, sinceramente, no es nuestra ciudad favorita. 

Puntos Destacados de Belfast:

  • Titanic Belfast: Este impresionante museo se encuentra en el lugar donde se construyó el Titanic. Ofrece una experiencia inmersiva que narra la historia del famoso transatlántico, desde su construcción hasta su trágico hundimiento.
  • Catedral Quarter: Una zona con encanto, llena de calles empedradas y arquitectura victoriana. Aquí encontrarás pubs tradicionales, restaurantes y tiendas locales. La Catedral de San Annes es una visita recomendada.
  • Botanic Gardens: Un hermoso parque que alberga el Palm House, un invernadero victoriano lleno de plantas tropicales. Es un lugar ideal para dar un paseo relajante y disfrutar del entorno.
  • Ulster Museum: Ubicado en los Botanic Gardens, este museo cuenta con una amplia colección que abarca desde historia natural hasta arte e historia irlandesa. La entrada es gratuita, lo que lo convierte en una visita obligada, aunque nosotros no pudimos disfrutarlo porque estaba cerrado. 
  • Ayuntamiento de Belfast: Un magnífico edificio de estilo renacentista que domina el centro de la ciudad. Puedes realizar visitas guiadas para explorar sus salas impresionantes y aprender sobre la historia local.
  • Linen Hall Library: Soy amante de las librerías, y para mi es una parada obligatoria. Una de las bibliotecas más antiguas de Belfast, fundada en 1788. Ofrece una rica colección de libros y documentos históricos. 
  • St. George’s Market: Uno de los mercados más antiguos de Belfast, donde puedes explorar puestos de productos locales, alimentos frescos, artesanías y disfrutar de música en vivo. Abierto principalmente los fines de semana.
  • Murales de Belfast: La ciudad tiene murales políticos que reflejan su historia y los «Troubles», un conflicto político y religioso que afectó a Irlanda del Norte. Realizar un recorrido por estos murales proporciona una comprensión más profunda de la historia reciente de la ciudad.
  • Belfast Castle: Si tienes tiempo, te recomiendo ir a visitar este castillo. Situado en las colinas al norte de la ciudad, ofrece vistas panorámicas de Belfast y es un lugar pintoresco para pasear por los jardines. Cerca del castillo tienes también Cave Hill, una colina que ofrece rutas de senderismo y vistas espectaculares de la ciudad y la bahía.
  • Harlem Café: para los amantes de un buen desayuno, os recomiendo este lugar. Es una cafetería bastante pintoresca y que además ofrece English Breakfast, en caso de que queráis probarlos.

2. Glenarm 

Glenarm es una joya oculta en la costa noreste de Irlanda del Norte, perfecta para aquellos que buscan escapar del bullicio de la ciudad y sumergirse en la belleza natural y la autenticidad de un pueblo costero. Es un lugar encantador para dar un paseo junto al mar y disfrutar de la atmósfera tranquila. Nos recomendaron visitar Glenariff Forest Park, que está cerca de Glenarm, aunque no nos dió tiempo. Glenariff Forest Park es una joya natural ubicada en la región de Antrim, Irlanda del Norte. Conocida como la «Reina de las Glens», Glenariff es parte de las famosas Glens of Antrim, una serie de valles pintorescos que se extienden hacia el interior desde la costa, donde puedes encontrar impresionantes cascadas y senderos para caminatas. 

3. The Dark Hedges

«The Dark Hedges» es un impresionante túnel de hayas que se encuentra en el condado de Antrim, en Irlanda del Norte. Este sitio es famoso por su apariencia única y mágica, y ha atraído la atención tanto de locales como de visitantes de todo el mundo. ¿Por qué?  por Juegos de Tronos: The Dark Hedges ganó gran popularidad después de aparecer en la exitosa serie de televisión. En la serie, las Dark Hedges se utilizan para representar el Camino del Rey, un lugar ficticio en Westeros.

El lugar es un imán para fotógrafos y amantes de la naturaleza debido a su belleza y atmósfera única. Debido a la popularidad del sitio, se han implementado medidas de conservación para preservar las hayas y el entorno. Se han tomado medidas para limitar el tráfico de vehículos y proteger la salud de los árboles, por lo que tendrás que aparcar por los alrededores e ir andando hasta allí (te llevará 5 minutos máximo). Puedes aparcar en el aparcamiento de The Pantry at the Dark Hedges, una cafetería muy acogedora.

Tip: La mejor época para visitar The Dark Hedges es durante la primavera y el verano, cuando los árboles están en pleno follaje. Las mañanas tempranas y las tardes al atardecer ofrecen una luz especial para la fotografía, como la que tenéis aquí.

4. Ballintoy Village

Ballintoy se encuentra cerca de la famosa Calzada del Gigante y de la Causeway Coast, en una zona que ofrece impresionantes paisajes costeros y acantilados dramáticos. El puerto de Ballintoy es una característica destacada del pueblo. Es un pequeño puerto pesquero que ha sido utilizado durante siglos y añade un encanto único a la localidad, si tenéis tiempo os recomiendo que os deis un paseo. 

5. Carrick-a-Rede rope bridge 

El puente Carrick-a-Rede es una atracción turística icónica situada en la costa norte de Irlanda del Norte, cerca de Ballintoy. Este puente colgante es conocido por su espectacular ubicación y las impresionantes vistas que ofrece a quienes se aventuran a cruzarlo. 

Una de las principales razones para visitar Carrick-a-Rede es la impresionante vista panorámica que se tiene desde el puente y la isla. Desde aquí, puedes disfrutar de vistas espectaculares del océano Atlántico, los acantilados y las costas de Irlanda del Norte y Escocia. El puente tiene sus raíces en la pesca del salmón. En el pasado, los pescadores construyeron el puente para acceder a la isla y establecer redes de pesca para capturar los salmones que migraban a través de estas aguas.

Antes de llegar al puente, puedes disfrutar de un pintoresco paseo por senderos que serpentean a través de acantilados y paisajes costeros. La zona está llena de flora y fauna, ofreciendo oportunidades para observar aves marinas y disfrutar de la naturaleza circundante.

Carrick-a-Rede es administrado por el National Trust, y parte de la tarifa de entrada contribuye a la conservación y mantenimiento del sitio. Esto incluye esfuerzos para preservar la biodiversidad local y garantizar la seguridad del puente y los visitantes.

El puente Carrick-a-Rede generalmente está abierto durante la temporada turística, de marzo a octubre. Es aconsejable verificar los horarios exactos y la disponibilidad antes de planificar tu visita.

6. Rathlin Island 

Una de las cosas que más me gustan de Reino Unido es poder visitar islas remotas a las cuales solo accedes con ferry y están medio desiertas. Rathlin Island se encuentra aproximadamente a 6 kilómetros de la costa de Ballycastle, una ciudad costera en la Causeway Coast. Es la única isla habitada del condado de Antrim. Aunque la población de Rathlin Island es pequeña, la isla tiene una comunidad permanente de residentes.

Uno de los puntos destacados de Rathlin es el Rathlin West Light Seabird Centre. Este faro desactivado ha sido convertido en un centro de observación de aves marinas. Desde aquí, puedes observar una gran variedad de aves, como frailecillos, alcatraces y charranes.

Para visitar Rathlin Island, puedes tomar un ferry desde Ballycastle, que ofrece una travesía escénica hacia esta joya en el Atlántico. Ten en cuenta que los horarios de los ferrys varían según las estaciones, puedes (y debes) reservar tus tickets aquí.  Boatstrand Harbour es el puerto principal de Rathlin Island y sirve como punto de entrada para los visitantes. Aquí encontrarás servicios de ferry que conectan la isla con Ballycastle en la costa. 

Tip: para visitar la isla no puedes llevar tu coche, por lo que normalmente el único medio de transporte para visitar la isla es a través de: 

  • Buses turísticos: estos buses están llevados por locales que te llevan a través de la isla, explicando la historia del pueblo, con mucha información valiosa e interesante. Además, te llevan al Westlight Seabird Centre. ¿Cómo encontrarlos? Muy fácil, ellos estarán esperando en el puerto, ya que saben las horas a las que llegan los ferrys de Ballycastle y podrás verlos fácilmente. 
  • A pie: hay bastantes senderos bien visibles que puedes hacer andando para conocer más a fondo esta isla. Nosotros después de comer fuimos a dar un paseo que nos dejó boquiabiertos con la belleza de esta isla. 
  • Bicicleta: Alquilar una bicicleta en la isla es otra opción popular. Con sus carreteras tranquilas y senderos para bicicletas, podrás cubrir más terreno y llegar a lugares de interés más alejados. 

Otro tip: Si te entra hambre, puedes probar el fish & chips de The Hungry Seal, para nosotros es un auténtico manjar. Además, el pescado está fresco y puedes sentarte a comer en la playa que hay justo enfrente, no tiene precio. Si quieres más información sobre esta isla, puedes verla aquí.

7. Giants Causeway 

La Calzada del Gigante (Giant’s Causeway) es un asombroso sitio geológico situado en la costa norte de Irlanda del Norte, cerca de la ciudad de Bushmills. Este lugar único ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y es una de las atracciones naturales más famosas de la región. La leyenda local cuenta que la Calzada del Gigante fue construida por el gigante irlandés Finn McCool para enfrentarse al gigante escocés Benandonner. Según la historia, McCool construyó la calzada para cruzar el mar y enfrentarse a Benandonner, pero al ver el tamaño de su oponente, decidió disfrazarse de bebé y engañar al gigante escocés.

La Calzada del Gigante se puede explorar a través de varios senderos y paseos que serpentean alrededor de las columnas y ofrecen vistas impresionantes del paisaje costero. Es un lugar ideal para caminar y disfrutar de la naturaleza.

La Calzada del Gigante es accesible a través de una tarifa de entrada al Centro de Visitantes, que contribuye al mantenimiento del sitio. Es recomendable planificar la visita con antelación, especialmente durante las temporadas turísticas.

Tip: Debido a su ubicación costera, el clima en la Calzada del Gigante puede ser variable. Se recomienda vestir ropa adecuada para la lluvia y el viento, y llevar calzado cómodo para explorar las áreas rocosas.

8. Dunluce castle

El Castillo de Dunluce es una impresionante ruina medieval ubicada cerca de la localidad de Portrush. Esta antigua fortaleza ha desafiado el paso del tiempo y se mantiene como un fascinante recordatorio de la historia y la arquitectura de la región. Su posición estratégica en la Causeway Coast lo hace destacar como uno de los lugares más pintorescos de Irlanda del Norte.

El Castillo de Dunluce ha ganado popularidad adicional gracias a su aparición en la exitosa serie de televisión «Game of Thrones». En la serie, el castillo sirve como inspiración para la Fortaleza de Pike, hogar de la Casa Greyjoy.

El Castillo de Dunluce está abierto a los visitantes, y se cobra una tarifa de entrada que contribuye al mantenimiento del sitio. Los visitantes pueden explorar las ruinas a su propio ritmo y disfrutar de las vistas circundantes.

9. Whiterocks beach 

Cerca de Dunluce Castle, se encuentra esta hermosa playa, que es conocida por su arena dorada, sus aguas cristalinas y sus impresionantes acantilados, lo que la convierte en un lugar popular tanto para locales como para visitantes. Uno de los aspectos más distintivos de Whiterocks Beach son los impresionantes acantilados blancos que la rodean. Estos acantilados proporcionan un telón de fondo espectacular y ofrecen vistas panorámicas del océano Atlántico. 

10. Mussenden temple

Mussenden Temple es una estructura arquitectónica única ubicada en la costa. Este templo neoclásico se encuentra en los terrenos de la finca Downhill Demesne, cerca de Castlerock y Coleraine. La estructura fue diseñada por el arquitecto Michael Shanahan y se completó en 1785. Fue construido como una biblioteca y como parte del complejo de la finca Downhill Demesne.

Lo que más nos impresionó de este lugar es su espectacular ubicación. Se asienta en lo alto de un acantilado con vistas al océano Atlántico, ofreciendo impresionantes vistas panorámicas de la Causeway Coast y la playa de Downhill, como la que podéis ver en esta foto. 

11. Downhill strand

Downhill Strand es una playa ubicada en la finca Downhill Demesne, que es administrada por el National Trust. Esta playa es muy amplia, con aproximadamente 11 kilómetros de longitud. La arena es dorada y suave, lo que la hace ideal para paseos, juegos y relajación. Desde aquí, se pueden disfrutar atardeceres pintorescos y la imponente presencia del Mussenden Temple y del Castillo de Downhill en los acantilados.

12. Derry 

Derry, oficialmente conocida como Londonderry, sería nuestra última parada antes de volver a Belfast. Es la segunda ciudad más grande de Irlanda del Norte y es conocida por su historia rica y su patrimonio cultural. Esta ciudad ha sido escenario de diversos conflictos a lo largo de la historia, especialmente durante el conflicto en Irlanda del Norte, también conocido como «Los Problemas» (The Troubles).

Derry ha sido testigo de eventos significativos en la historia de Irlanda del Norte, incluido el Domingo Sangriento en 1972 durante el conflicto en Irlanda del Norte. Ha experimentado cambios significativos en las últimas décadas, y se ha esforzado por superar las divisiones históricas y fomentar la reconciliación comunitaria.

De hecho, si has visto Derry Girls (está en Netflix), la serie está ambientada en esa época. «Derry Girls» ofrece una mirada única y entretenida a la vida de adolescentes durante este período histórico complejo, combinando humor irreverente con momentos conmovedores y reflexivos. 

Puntos de interés: 

  • Murallas de Derry: Las murallas de Derry son un lugar emblemático y ofrecen vistas panorámicas de la ciudad. Caminar por las murallas es una experiencia única, y puedes explorar sus siete bastiones bien conservados.
  • Bogside Murals (Murales de Bogside): El área de Bogside es conocida por sus murales políticos, que representan la historia y los eventos clave durante «Los Problemas». Los murales proporcionan una visión artística y conmovedora del conflicto y la lucha por los derechos civiles.
  • Free Derry Corner: Esta esquina se hizo famosa durante «Los Problemas» como un lugar donde los residentes expresaban sus opiniones políticas. El letrero «You Are Now Entering Free Derry» se ha convertido en un símbolo histórico.
  • Museo de la Torre Roja (Tower Museum): Este museo ofrece una visión completa de la historia de Derry, desde la antigüedad hasta la actualidad. Exhibe artefactos arqueológicos, modelos y exposiciones interactivas.
  • Craft Village: Esta área peatonal en el corazón de la ciudad ofrece tiendas de artesanía, galerías de arte y cafeterías encantadoras. Es un lugar ideal para explorar la escena artística local y disfrutar de una experiencia de compra única.

13. Causeway coastal route

No es un lugar en sí, sino algo que recomendamos hacer si viajáis en coche. La Causeway Coastal Route es una impresionante carretera costera que serpentea a lo largo de la costa noreste de Irlanda del Norte. Esta ruta es conocida por sus paisajes espectaculares, acantilados imponentes, playas pintorescas y lugares históricos que hemos descrito anteriormente. 

Y hasta aquí nuestro recorrido por la maravillosa Irlanda del Norte. Fueron 5 días muy bonitos, y nos habría gustado quedarnos más tiempo. Si vuestro itinerario es más largo y tenéis algunos días libres, os recomendamos (a nosotros nos lo recomendó un local de Belfast) visitar las montañas Mourne y los lagos de Fermanagh. Las montañas se encuentran al sur y los lagos al suroeste.

Consejos para viajar a Irlanda del Norte: 

  • Prepárate para la lluvia: El clima en Irlanda del Norte puede ser impredecible, así que lleva ropa impermeable y una chaqueta abrigada incluso en verano. Nosotros fuimos a finales de agosto y no está de más llevar abrigo ligero. Recuerda que las condiciones meteorológicas pueden variar, así que prepárate para lluvias y vientos, especialmente en la costa.
  • Libra esterlina: En Irlanda del Norte, se utiliza la libra esterlina, que es diferente de la República de Irlanda, donde se utiliza el euro. Asegúrate de tener la moneda correcta.
  • Adaptadores: El sistema eléctrico utiliza enchufes tipo G, que es el mismo que en España. Sin embargo, en ciertos lugares, a la hora de enchufar el cargador del portátil tuve problemas porque las entradas eran más estrechas y costaba meterlo (si es que podía).  Asegúrate de llevar adaptadores si es necesario.
  • Propinas: En los restaurantes y bares, es común dejar propina del 10 al 15% si el servicio no está incluido (es lo que llaman service charge).
  • Hospitalidad: Los habitantes de Irlanda del Norte son conocidos por su hospitalidad. No dudes en interactuar con los lugareños para obtener recomendaciones y conocer más sobre la cultura local. Para nosotros fue una parte de la experiencia poder charlar con los locales. 
  • Inglés: como ya sabemos, el inglés es el idioma principal en Irlanda del Norte. Ahora sí, prepárate para no entender casi nada. El acento que tienen los irlandeses del norte es, sin lugar a dudas, el más complicado de entender, al menos para mí. He estado 5 años en Londres, he viajado a Irlanda del sur, Escocia, Manchester y a muchos otros lugares del país y personalmente fue el más complicado de entender. 
  • Conducir por la izquierda: Si decides alquilar un coche, recuerda que en Irlanda del Norte se conduce por el lado izquierdo de la carretera.

¿Dónde nos quedamos a dormir? 

  • Belfast: Decidimos quedarnos en el ETAP Hotel durante una noche. Es lo más barato y céntrico que encontramos. Nos costó 100€ la noche para tres personas. No es la mejor habitación del mundo pero cuenta con lo necesario para pasar un par de noches y poder descansar. 
  • Ballycastle: Nos quedamos en una maravillosa casa llamada Drumahaman Cottage. Nos alojamos durante dos noches y a nosotros nos encantó. Nos costó 115€ la noche para tres personas, pero estuvimos muy cómodos. Además, está un poco a las afueras del pueblo de Ballycastle, aunque puedes ir andando a pie (unos 20 min). Es muy conveniente visitar toda la zona de alrededor (puente Carrick-a-rede, Ballintoy village y Dark Hedges). Si quieres visitar la isla de Rathlin, los ferrys salen desde aquí. 
  • Derry: en esta ciudad decidimos alojarnos en el Art House. Es una maravilla de lugar, el dueño es super amable y nos enseñó toda la casa. Es una casa victoriana reformada para ser un pequeño hotel, y la verdad que aunque pasamos una noche, nos habría encantado quedarnos unas noches más. La noche nos salió a 90€ para 3 personas.  

¿Qué os ha parecido el blog? ¿Os falta algo por saber? Os leemos en los comentarios. 

Compartir

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Mis 5 países favoritos de Europa (por ahora)

Mis 5 países favoritos de Europa (por ahora)

Desde los majestuosos paisajes de los Alpes suizos hasta la rica historia que se respira en las calles de Roma, cada país que he seleccionado ha dejado una huella imborrable en mi alma viajera. Acompáñame en este emocionante viaje mientras desgloso las razones por las...

Venecia, ¿Qué no te puedes perder? + lugar regalo

Venecia, ¿Qué no te puedes perder? + lugar regalo

Bienvenidos a un viaje por los canales serpenteantes, los callejones llenos de historia y la magia inigualable de Venecia, la joya de Italia. Si estás planeando una visita a esta ciudad única en el mundo o simplemente sueñas con perderte en su romanticismo, estás en...